BLOG

Un estudio enfocado en la visualización de datos: Gráficos y tablas de burbuja

PUBLICADO EN

Cuándo debas decidir cómo representar de mejor manera un conjunto de datos, te pasarán por la cabeza una serie de preguntas. En primer lugar, ¿deberías representar tus datos de manera numérica o visual? En este artículo nos gustaría mostrarte porque esta no debería ser una pregunta tan difícil, dado que visualizar cómo tus datos se están comportando puede, y debe ser, suficientemente eficaz y convincente como para influenciar a los individuos clave en el proceso de toma de decisiones.

Un tipo de visualización que no es tan común como el gráfico de barras o de tarta, pero que también es capaz de tener un gran impacto al presentar un informes de datos, es el gráfico de burbuja. Este es una variante del gráfico de dispersión que se transforma en un gráfico de burbujas al añadir una tercera variable:

Cuando usar un gráfico de burbujas Cuando NO usar un gráfico de burbujas
Los gráficos de burbuja son la mejor forma de representar:

  • Comunicar el conteo en crudo, la frecuencia o cualquier tipo de proporción
  • Mostrar datos categóricos (datos distribuidos en categorías limitadas, como por ejemplo en una encuesta )
  • Representar más de dos variables
Los gráficos de burbuja generalmente no son la mejor opción cuando:

  • La tercera variable es similar en todo el conjunto de datos( ¿Qué sentido tiene usar burbujas si todos los “círculos” tienen el mismo tamaño?)

Tipos de gráficos de burbuja:

Tradicionales: Se usan para representar tres dimensiones de datos diferentes en series, en el que el área de la burbuja se corresponde al valor del dato. Se han convertido en la opción más popular porque son fáciles de interpretar y nos permiten hacer asociaciones o correlaciones claves entre los datos.

traditional bubble chart

Gráficos de burbuja multi-serie:

Permiten visualizar más de un conjunto de datos y también permiten al usuario ver cómo estos conjuntos se relacionan entre ellos.

Gráficos de burbuja multi-serie:Gráficos de burbuja en tabla:

Las tablas se usan típicamente para explorar valores específicos a lo largo de múltiples métricas pero también se pueden añadir ayudas de soporte visual como burbujas, con la finalidad de remarcar la diferencia entre los valores mostrados en la tabla. Esto te permitirá aunar las ventajas de ambos tipos de representaciones y además es una opción completa para aquellos que prefieran ver valores numéricos. Usando el razonamiento tras los gráficos de burbuja y añadiendo a estos los valores numéricos, podrás enfatizar los valores más destacados. Este tipo de tabla permite a los lectores distinguir fácilmente entre diferentes valores al captar su atención y dirigirla a los indicadores de mayor y menor rendimiento.  

Gráficos de burbuja en vez de tablas

Entonces, ¿cómo sabes que tipo de visualización encaja mejor para representar tus datos según tus necesidades? En realidad, depende de lo que intentas mostrar y a quién. Ambas opciones son muy completas, pero están hechas para diferentes audiencias.

Si tu audiencia no está aún familiarizada con los diferentes tipos de visualizaciones de datos, el gráfico de tabla es una opción fantástica. Es fácil de entender con poco o ningún conocimiento previo, y ayudará al lector a encontrar los valores que más le importan. También facilita la tarea de distinguir entre valores específicos cuando estos están muy agrupados.

El gráfico de burbujas quizás encaje más con una audiencia que quiere ver los datos distribuidos pudiendo observar su correlación visualmente, sin centrarse  solamente en los valores numéricos. Los valores de los datos a representar deben de ser bastante dispares y de fácil comprensión sin la necesidad de valores numéricos específicos, o el receptor se centrará en buscar tendencias o patrones.

Qué tener en cuenta:

Categoriza y etiqueta:

Las burbujas con código de color ayudan a categorizar los datos y aportan claridad al lector. Además, sería útil etiquetar tu gráfico con precisión. Quizás desees añadir etiquetas a las burbujas o por el contrario prefieras usar una leyenda. Solamente debes asegurarte de que los colores escogidos y las etiquetas contribuyen a la comprensión del gráfico, para que así el lector pueda extraer ideas y conclusiones del gráfico sin confusiones innecesarias.Con el objetivo de que tu lector pueda interpretar con claridad el gráfico de burbujas, asegúrate también de escoger un esquema de colores que te permita que las burbujas sean fácilmente observables. Como ya te habrás dado cuenta, estas burbujas a menudo se solapan y esto no debería suponer ningún problema, aún así, podrías intentar mejorar la manera en la que se consume el gráfico usando colores que permitan al lector distinguir con facilidad cada una de las burbujas. De no ser así, ciertas ideas y percepciones podrían escaparse a la interpretación del mísmo.

Líneas medias o bisectrices: Son una opción adicional que permite mejorar la forma de clasificar tus burbujas. Estas dotan a cada una de ellas con significado que permiten comparar cómo rinde cada variable.

Rango: Si el rango de valores es demasiado corto o la frecuencia está fuera de este, los gráficos de burbuja pueden convertirse en una pesadilla. Si el lector tiene que entrecerrar los ojos para conseguir leer las burbujas, el gráfico habrá perdido su efectividad. En el caso de ser un rango imposible de interpretar, prueba con un gráfico de burbujas en tabla.

Bubble interpretation:

Interpretación de burbujas:

Un problema que podría aparecer es cuando parece que todas estas burbujas tienen el mismo tamaño o muestran poca variación entre ellas. Esto puede ser especialmente problemático en gráficos de burbujas en tablas. En el ejemplo de debajo existe muy poca variación entre el tamaño de sus burbujas, lo que fuerza al consumidor a gastar tiempo intentando descifrar cuál es el estado de cada indicador. En este caso, una tercera variable podría ayudar a representar los datos en un gráfico por separado.

Los gráficos de tabla son los más efectivos cuando las burbujas permiten que la información importante resalte, facilitando a los receptores encontrar la información que es más relevante. El siguiente gráfico es un fantástico ejemplo de cómo las burbujas hacen que los indicadores destaquen sobre los demás, permitiendo que se extraigan ideas sobre cómo se podrá actuar a posteriori. El lector podrá fácilmente identificar qué palabras clave consiguen un mayor rendimiento y cuales deben revisarse.

Conclusión:

La adición de burbujas a un gráfico de datos dispersos tradicional, o a una tabla, añade un componente muy poderoso a la experiencia de entrega de datos. Los gráficos de burbuja son una herramienta de visualización efectiva para encontrar comparaciones de manera rápida, lo que permite a los usuarios crear gráficos atractivos para ser usados en informes que deban mostrar la información relevante a todas las partes interesadas.

¿Cómo usas tú los gráficos de burbujas para crear una experiencia de entrega de datos perfecta?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Holly McKendry

Sweetspot Marketing Director. Wakeboarder & travel enthusiast. Communication Studies graduate of Texas State University, San Marcos.


Añadir comentario

¡Prueba Sweetspot hoy!

Not Another Dashboard.